jueves, 18 de junio de 2009

Sobre Nietzsche, judíos y tergiversaciones...





Desde hace tiempo he observado con gran repugnancia las cínicas campañas de "blanqueo" que constantemente realizan algunas organizaciones pro-judías y demo-burguesas; hechas especialmente con miras a lavar y encubrir sus culpas históricas y al mismo tiempo evitar cuestionamientos.

Me explico: estos mismos sujetos que consideran al Revisionismo Histórico como una vulgar y apócrifa propaganda para exculpar al nazismo de las responsabilidades por los "horrores" (aún sin comprobar) de la Segunda Guerra Mundial, se permiten -con sorprendente soltura- propagandear temerarias interpretaciones de hechos históricos que lavan convenientemente el pasado del judaísmo, del sionismo y las "democracias liberales", entre otras lindezas.

Un claro ejemplo es como consiguieron los judíos liberarse de su indiscutible e idílica relación con Stalin, exaltando hasta las nubes la existencia de judíos muertos bajo su tiranía, como si fuese lo único que los judíos hicieron durante el régimen de uno de los peores criminales políticos de la historia: sufrir y morir. Nada se dice al respecto de la influencia de los Kaganovic a espaldas del tirano comunista, ni de los judíos colocados en la dirección de la KGB, ni los líderes judíos del Ejército Rojo, ni de los banqueros judíos que financiaron al bolchevismo... Ni pensar que llegue a mencionarse que la madre de Stalin era de origen judío.

Bajo el mismo prisma reinterpretativo, cualquiera que realmente quiera verlo, puede descrubrir un siniestro rompecabezas de revisión de hechos históricos principalmente relacionados con la presencia del pueblo judío en el mundo; asi tenemos: la constante afirmación de que los judíos no constituyen una raza o un conglomerado étnico, sino solamente una "religión", los intentos por negar y ocultar las acusaciones de asesinatos de corte ritual que pesan sobre los sectores más fanáticos del judaísmo desde hace siglos; la falsificación del origen de Karl Marx, Engels, Lenin y otros, vinculándolos a supuestas "familias cristianas"; información sesgada acerca de las bombas atómicas arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki –sin necesidad militar alguna- por orden del judío Harry Solomon Truman y con el beneplácito de grandes personalidades judías como Einstein; la falsificación de los hechos históricos que tuvieron lugar en la fundación del Estado Israelí y el robo de las tierras de Palestina; mentiras sobre el asesinato de John F. Kennedy (perpetrado por el judío Lee H. Oswald, muerto a su vez por el judío Jack Ruby); ocultamiento del incuestionable hecho de que la mayor parte de los cabecillas de la mafia, estafadores, tratantes de blancas y pornógrafos eran y son judíos, etc, etc, etc...

Sin embargo, a la lista de "revisiones" se ha sumado recientemente uno de los más repulsivos y burdos intentos de la judería por liberarse de opiniones no convenientes. Se trata de una ominosa campaña en torno a la controvertida vida del gran filósofo Friedrich Nietzsche, conocido por su público desprecio a los judíos, a la metafísica y a su histórico accionar en los umbrales de la noche del ser humano contemporáneo. Y estas "revisiones" se efectúan sobre todo a partir del centenario de su muerte (Año 2000), acontecida en 1900, por lo que el sacrilegio resulta doble.

No voy a explayarme en una aburrida exposición de fuentes y medios por los cuales se ha dado paso a esta trastocada campaña; prefiero que los interesados adviertan por si mismos que ya hace tiempo que ocupa algunas líneas de documentales y textos oficiales sobre el filósofo, llegando incluso a ser expuesto como un "filosemita", un amigo de los judíos, y que esta simpatía por el pueblo de Israel habría sido, incluso, la razón de fondo que minó la amistad entre el filósofo y el compositor Richard Wagner (!). Otros, los "progres" de izquierda, han propuesto toda una interpretación pseudofilantrópica en torno a la imagen de Nietzsche, llegando a presentar al pensador que anunció la muerte del ser humano y clamó la apología de la guerra como un vulgar "hippie", amante de la inferioridad del hombre, de la anarquía y de un malsano amor al prójimo... Tambien, por supuesto, un amigo y amante incondicional de los judíos.

Dejaré algo en claro. No me engaño con la posibilidad de dar a la obra de Nietzsche una y sólo una intepretación, pues sé de sobra que el afirmarlo seria falso. Si existe un filósofo capaz de sembrar discordia, confusión y controversia sobre su propia obra, sin duda que Nietzsche ocuparía el primero, segundo y tercer lugar de la tabla. No obstante, una cosa es "interpretar" y otra "tergiversar" y falsificar; lo sabemos de sobra. El gran Nietzsche es quien formula, acaso, las críticas más ácidas, feroces y sustentables contra los judíos a finales del siglo XIX, de modo que era urgente trastrocar sus trabajos difuminando el halo "antisemita", pero resultó imposible persuadir a alguien de que Nietzsche jamás tomó a los judíos en cuenta en su obra, por lo que hubo que mutarlo diametralmente hasta convertirlo en un "filosemita"... De crítico feroz, belicoso y desgarrador, a manso y "políticamente correcto". Notable maquillaje; mas bien dicho, "travestismo" literario, aunque de literario tiene poco, pues principalmente la TV es el mas efectivo medio de difusión de semejantes aberraciones. Hace un siglo hubiese resultado muy fácil sacar a Nietzsche de las bibliotecas, como se hace ahora con Ezra Pound, Julius Evola o Leon Degrelle; mas, ha pasado ya demasiado tiempo para ello. La única alternativa que queda a estos capos tergiversadores es el retoque y la trabucación de su obra.

Sin duda hay fragmentos en las obras de Nietzsche que parecen favorables a los judíos (yo los interpreto como magistralmente irónicos), asimismo Nietzsche tuvo en su juventud algunos amigos judíos como Paul Rée o Lou Salomé,a quien incluso propuso matrimonio; pero de ahí a creer en un Nietzsche amante de los judíos, filosemita e incapaz de fundar críticas radicales contra una raza tan aciaga para la cultura occidental como la judía, siendo precisamente relevante y conocido por sus críticas, es algo que no cabe en la cabeza de ni el menos dotado, intelectualmente hablando, de los conocedores del trabajo de este adalid de las letras. No obstante, bastaría con un par de programillas de televisión para comprometer a las masas - de perogrullo mayoritariamente iletradas- con un planteamiento tan descabellado como el del Nietzsche que amaba a los judíos.

Por ello me he arrogado el trabajo de demostrarlo.
Me considero un buen conocedor del trabajo de Nietzsche, sin embargo, mas que hacer un análisis profundo, espero que el indulgente lector me permita reproducir a continuación una serie de extractos de la obra del filósofo. Las citas son breves, precisas y claras, de modo que resultan particularmente útiles. Pues bien, todo sea por destruir ese "Nietzsche paralelo" que se está intentando crear o traer desde no sé qué dimensión; una dimensión infrahumana, en todo caso.

"Allí donde están nuestros defectos e imperfecciones se desata nuestra fantasiosa exaltación. La sentencia ilusoria "amad a vuestros enemigos" la tuvieron que inventar los judíos, los más espléndidos maestros del odio que jamás hayan existido. La más hermosa glorificación de la castidad ha sido cantada por aquellos que en su juventud llevaron una vida licenciosa y repugnante".
(F. Nietzsche, "Morgenröte", 1881)

"Los judíos -un pueblo "nacido para la esclavitud" como dice Tácito, el "pueblo elegido", como dicen y creen ellos- han llevado a cabo el prodigio de la inversión de los valores, gracias al cual la vida sobre la Tierra ha cobrado un peligroso estímulo por un par de milenios. Sus profetas han fusionado en uno "rico", "ateo", "malo", "violento", "sensual" y por primera vez acuñaron la palabra "mundo" como epíteto de oprobio. En esta inversión de los valores (...) radica el significado del pueblo judío: con él comienza la rebelión de los esclavos en la moral".

"Roma sentía en el judío algo como una naturaleza opuesta a la suya, un monstruo colocado en sus antípodas; en Roma el judío era considerado corno un ser "convicto de odio contra el género humano".
(F. Nietzsche, "Jenseits von Gut und Böse", 1886)

"Nada de lo que en la tierra se ha hecho contra «los nobles», «los violentos», «los señores», «los poderosos», merece ser mencionado si se lo compara con lo que los judíos han hecho contra ellos: los judíos, ese pueblo sacerdotal, que no ha sabido tomar satisfacción de sus enemigos y dominadores más que con una radical transvaloración 24 de los valores propios de éstos, es decir, por un acto de la más espiritual venganza. Esto es lo único que resultaba adecuado precisamente a un pueblo sacerdotal, al pueblo de la más refrenada ansia de venganza sacerdotal. Han sido los judíos los que, con una consecuencia lógica aterradora, se han atrevido a invertir la identificación aristocrática de los valores (bueno = noble = poderoso = bello = feliz = amado de Dios) y han mantenido con los dientes del odio más abismal (el odio de la impotencia) esa inversión, a saber, «¡los miserables son los buenos; los pobres, los impotentes, los bajos son los únicos buenos; los que sufren, los indigentes, los enfermos, los deformes son también los únicos piadosos, los únicos benditos de Dios, únicamente para ellos existe bienaventuranza, –– en cambio vosotros, vosotros los nobles y violentos, vosotros sois, por toda la eternidad, los malvados, los crueles, los lascivos, los insaciables, los ateos, y vosotros seréis también eternamente los desventurados, los malditos y condenados!...» Se sabe quien ha recogido la herencia de esa transvaloración judía..."
( F. Nietzsche, "Zur Genealogie der Moral: Eine Streitschrift", 1887)

"Las disposiciones del código de Manú son suficientemente instructivas: en ella tenemos la humanidad aria, por completo pura y primordial. Ahí aprendemos que el concepto de "sangre pura" es lo opuesto de un concepto inocuo. Por otra parte se aclara en qué pueblo se ha perpetuado el odio, el odio del chandala contra esa "humanidad", dónde ese odio se ha vuelto religión, gentalidad... En este respecto los Evangelios son documentos de primer orden; más aún el libro de Enoch. El cristianismo, de raíz judía y sólo comprensible como vegetación de ese suelo, representa el movimiento opuesto a toda moral de crianza, de raza, de privilegio. Es la religión antiaria par escellence (...) La venganza inmortal del chandala como religión del amor".
(F. Nietzsche, Götzen-Dämmerung", 1889)

"Los judíos son el pueblo más notable de la historia porque, colocados ante la cuestión de ser o no ser, con una conciencia completamente siniestra prefirieron ser a cualquier precio. El precio fue la radical falsificación de toda naturaleza, de toda naturalidad, toda realidad, del mundo interior tanto como del exterior. Se segregaron de todas las condiciones, contra todas las condiciones, bajo las que un pueblo podía vivir. Crearon de sus entrañas un concepto antagónico de las condiciones naturales. Han tomado sucesivamente la religión, el culto, la moral, la historia, la psicología y los han invertido de modo incurable, en contradicción con su valor de naturaleza (...) Los judíos son el pueblo más fatídico de la historia universal: en su efecto ulterior han hecho a la humanidad tan falsa que todavía hoy el cristiano puede albergar un sentimiento antijudío sin comprenderse a sí mismo como la última consecuencia judía (...) Estudiado psicológicamente, el pueblo judío es un pueblo de la más pertinaz vitalidad, la cual -colocada bajo condiciones imposibles- libremente, por la astucia profunda de la autoconservación, tomó partido por todos los instintos de la decadencia. No como dominado por ello, sino porque en ellos adivina un poder con el cual puede afirmarse contra "el mundo". Los judíos son la contrapartida de toda decadencia. La han representado hasta la ilusión. Con un non plus ultra de genio teatral han sabido colocarse a la cabeza de todos los movimientos decadentes (como el cristianismo de Paulus), para extraer de ellos algo más fuerte que cada movimiento afirmados de la vida. Para esa especie de hombre que reclama poder en judaísmo y cristianismo, una especie sacerdotal, la decadencia es sólo un medio: esa especie de hombre tienen un interés vital en enfermar a la humanidad, en apoderarse de los conceptos de "bueno", "malo", "verdadero", "falso" e invertirlos en un sentido peligroso para la vida y calumniador para el mundo".
(F. Nietzsche, "Der Antichrist", 1888)

"La imitación es el talento de los judíos".
(F. Nietzsche, "Ecce homo", 1889).

"Cuando los judíos se presentan como si fueran la inocencia misma, es que un gran peligro les amenaza".
(F. Nietzsche, "Fragmentos Postumos").

Esto es un pequeño muestrario del "filosemitismo" que transpira Nietzsche en su obra; sin embargo seamos realistas, sabemos que unas cuantas citas perdidas en un "blog" jamás podrían detener una campaña infame, como la que pretende crear la imagen de un Nietzsche que vió en los judíos un pueblo ejemplar y dignatario. Sin embargo, estoy esperanzado a que, al menos usted estimado lector, no creerá tales patrañas.

Y si la frase antológica de Nietzsche reza: "Dios ha muerto. ¡Viva el superhombre!", tal como va el mundo, la de mañana dirá: "La Verdad ha muerto. ¡Viva Sión!"; o quizá se enarbole como bandera la consigna orwelliana: "La ignorancia es la fuerza, la libertad es la esclavitud, la guerra es la paz." .

10 comentarios:

daorino dijo...

Un gran artículo, Lovecraft, por el que te felicito y te doy las gracias por si de alguna forma te he incitado a ello. En todo caso, yo no he dicho que Nietzsche fuera filosemita, sino que no les negaba el trato, como buen librepensador, a los judíos. En todo caso, no creo que Nietzsche fuera antisemita, sino un crítico feroz contra la raza y pueblo que ha inoculado la podredumbre de espíritu, la debilidad y la mala conciencia entre los europeos de sangre pagana, más Europea, de sangre no venida del desierto. En fin, antisemita si lo utilizamos entre iguales de buena conciencia, entre los que yo mismo puedo integrarme, pues el antisemitismo es una postura que va en contra de los ideales semíticos; pero desde luego, este antisemitismo no tiene nada que ver con el antisemitismo de “odio racial” que muchos venden.

Nos encontramos pues ante una manipulación de Nietzsche, ¡otra más!, que tú bien señalas. El caso es que quieren suavizar y debilitar la imagen de este gran filósofo, que es todo fuego, todo pasión, todo FUERZA, es decir, Voluntad de Poder.

Hasta pronto Lovecraft.

León Riente dijo...

Vengo aquí a sugerencia de Daorino, gran conocedor y estudioso de Nietzsche, entre otros muchos autores.

Notable selección de citas, Lovecraft. Haces bien en denunciar la maniobra de la intelectualidad progre para hacer políticamente correcto a un filósofo inevitable, Nietzsche.

Pero por mucho que lo intenten, más y más divagaciones no van a poder confundir un mensaje nítido. Nietzsche era plenamente consciente del significado del judío en Europa. Plantea el asunto en términos radicales: Judea contra Roma, Roma contra Judea. Y concluye con la victoria, por el momento, de Judea. En parte su filosofía se puede interpretar como un nuevo impulso para las fuerzas romanas.

De todos los textos de Nietzsche, deliberadamente asistemáticos, sobresale como una excepción de sistematicidad La genealogía de la moral. Alguna cita de ahí has tomado. Creo que es en este texto donde se realiza la contribución más importante de Nietzsche acerca de los judíos y de su importancia para la historia de Europa. Lo que se dice ahí deja poco espacio para la interpretación. Los judíos son un pueblo de esclavos que han tramado y ejecutado contra Europa la peor de las venganzas: la inversión de valores. Con esta clave podemos interpretar muchos de los acontecimientos actuales tendentes a la destrucción de toda tierra europea o poblada por euro-descendientes.

Tergiversadores de toda laya intentarán hacerlo pasar por filosemita o algo parecido. En esa maniobra imposible les descubriremos.

Un saludo y enhorabuena por tu blog.

wg dijo...

La historia de los judíos

wg = william

Lovecraft dijo...

Saludos. Gracias por tus comentarios León Riente, que bueno que te gusto mi blog. Daorino, gracias por la recomendación y por tus mensajes.

Les recuerdo que el blog esta abierto a colaboraciones y cualquier tipo de crítica. Hasta pronto.

Corven Icenail dijo...

Es graciosa la necesidad de aparentar superioridad, especialmente para las mentes ofuscadas por su propia tendencia al prejuicio.

Lovecraft dijo...

¿Aparentar superioridad? No me hace falta, creeme. Saludos.

corvo dijo...

saludos bro, el tema de nietzsche es rudo, siempre que termino de leerlo me siento como restaurado, mi espiritu libre, lleno de poder, incluso cuando desfallezco apelo a la voluntad de poder jaja, pero hay muchos puntos en los cuales no coincido con nietzsche y es que a mi parecer es el quien invierte los valores, ya sabes como una especie de relativismo moral, y a ese respecto he estado leyendo los trabajos de Scheler y su ètica material, y tiene buenos puntos contra nietzsche, en fin, ese no es tema que se trate aqui, el sionismo tiene mucha propaganda, resurge, entierra el pasado,los ataques de israel contra palestina, pasando con sus tanques sobre las los cementerios del pueblo, los grandes banqueros detras de cada guerra, sino en balde jesus se los moqueo cuando estaban manejando sus shekels fuera del templo... "Dios a muerto y el hombre (judio) lo matò"

شريف dijo...

Hola amigo:

En tu entrada se lee:

"Los judíos son el pueblo más notable de la historia porque, colocados ante la cuestión de ser o no ser, con una conciencia completamente siniestra prefirieron ser a cualquier precio.

En otras traducciones se lee:

Los hebreos son el pueblo más extraordinario en la historia del mundo, porque, colocados ante el problema de ser o no ser, con conciencia totalmente admirable prefirieron el ser a toda costa.

"Conciencia totalmente admirable" es todo lo contrario de "conciencia completamente siniestra".

¿Sabes cuál es la traducción correcta? Ayer, escuchando un audio del "Anticristo" de Nietzsche me percaté de la diferencia y se me ocurrió: ¡¡¡MANIPULACIÓN!!!

¿Puedes confirmarme cuál es la traducción correcta?

Veré, si puedo, de encontrar el texto original alemán para ver cuál es la palabra que usó originalmente Nietzsche.

¡Salu2!

شريف dijo...

Hola amigo:

Ya he averiguado cuál es la palabra original alemana usada:

UNHEIMLICHEN

que significa:

unheimlich

espeluznante, de miedo, temible;
atemorizante, amedrentador, aterrador,
extraño, escalofriante, espectral,
extraño
misterioso, arcano, enigmático,...

que en español han traducido como ¡¡¡ADMIRABLE!!!

Hasta las editoriales están vendidas a los judíos.

Habría que ver cuántas traducciones hay y si todas ponen lo mismo. Los primeros resultados del Google (que seguramente también sesga los resultados pues he leído que los dueños son judíos, igual que Wikipedia y Facebook) todos dicen ¡¡¡ADMIRABLE!!!

¿Cómo lo ves?

Anónimo dijo...

"Los judíos son el pueblo más notable de la historia porque, colocados ante la cuestión de ser o no ser, con una conciencia completamente siniestra prefirieron ser a cualquier precio".

¡Hola!

Lo que tú traduces como "siniestra" (unheimlichen) otros textos lo traducen como "admirable" que es todo lo contrario.

¿Crees que hay ahí una mano judía manipulando las traducciones?

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Artículo 6o. La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho a la información será garantizado por el Estado.
Artículo 7o. Es inviolable la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier materia. Ninguna ley ni autoridad pueden establecer la previa censura, ni exigir fianza a los autores o impresores, ni coartar la libertad de imprenta, que no tiene más límites que el respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública. En ningún caso podrá secuestrarse la imprenta como instrumento del delito.

(Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos)


El Congreso no promulgará ninguna ley con respecto a establecer una religión, ni prohibirá el libre ejercicio de la misma, ni coartará la libertad de expresión ni de la prensa; ni el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y de pedirle al Gobierno resarcimiento por injusticias.
(Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU., ratificada el 15 de diciembre de 1791.)


Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión

(Articulo 19 de la Declaración Universal de los Derechos humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 en Paris.)


- 1. Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber ingerencias de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.

-2. Se respetan la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo.

(Artículo II - 71; Título II concerniente a "Libertades "del Tratado para el que se establece una Constitución Europea)